Low quality background

FINAL DEL RODAJE

ZARAGOZA ACOGE EL FINAL DE UN LARGO CAMINO

FIN DEL RODAJE DE LA ÓPERA PRIMA DE PAULA ORTIZ

Zaragoza 4 / 08 / 2010

Calle Alfonso de Zaragoza, una gran cantidad de extras representando una multitudinaria manifestación ambientada en los años setenta. Escena de enorme complejidad organizativa y técnica para todos los equipos. El centro de la ciudad quedó paralizado, lo cual provocó la curiosidad del público. Luisa Gavasa y Álex Angulo protagonizan la última secuencia de un largo rodaje en el que al igual que en la vida se han perdido y ganado elementos estructurales. El cine es un gran animal que se transforma y te transforma y que requiere de la labor profesional y personal de un gran grupo técnico que se la juega en cada segundo, en cada toma y que debe hacer frente a continuas cuestiones, preguntas y decisiones. La perdida y la ganancia anulan su significado primigenio para adquirir una dimensión que nos comunica con el arte.

Ha concluido aquí un largo y complicado viaje, que ha sido posible gracias al entusiasmo y la ilusión de un equipo de enorme profesionalidad. Desde aquí, queremos dar la enhorabuena a la directora, Paula Ortiz, que con pocos recursos y un tiempo escaso ha conseguido rodar unas imágenes maravillosas, con una película que dará mucho que hablar. Su entrega y su cuidado por todos y cada uno de los miembros del equipo, ha sido un estímulo para todos los que hemos formado parte de esta hermosa aventura. Y también a todos, técnicos y actores, los que han apostado por esta película, un sueño que nació en Amapola Films y ahora se ha convertido en el sueño de todos.

Queremos agradecer a todos aquellos que nos han acompañado en este duro pero maravilloso rodaje: a todos los figurantes que colaboraron en Zaragoza, Canfranc, Sadaba y Arguedas; al fabuloso catering que tan bien nos ha alimentado; a los hoteles por los que hemos pasado, que siempre nos han tratado con cuidado, delicadeza y enorme profesionalidad; a todas las instituciones que, tanto en Navarra, como en las Cinco Villas, Jacetania y Zaragoza, han apostado por este proyecto; y a todos aquellos que os acercasteis con curiosidad y amabilidad, a formar parte de esta maravillosa aventura. Y sobre todo, gracias a todo el equipo que ha formado De tu ventana a la mía, un equipo que no sólo ha hecho realidad esta película, sino que ha conseguido que este rodaje haya sido una experiencia extraordinaria.